Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
24 de abril de 2014
 
Beneficios PDI
Permiso de estudio
Estudios posdoctorales
Beca sueldo
Programas
PEI
Doctorados Conjuntos
Red de Investigación Estudiantil de LUZ
Más VAC
Año sabático
Enlaces de interés
Contacto
Redes Sociales
             



Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Discurso del acto de Grado del 19 de Junio de 2009 PDF Imprimir Correo

DISCURSO DE LA DRA. JUDITH AULAR DE DURÁN, VICERRECTORA ACADÉMICA DE LUZ
EN LA III TANDA DEL ACTO DE GRADO
DÍA: DEL 19-06-09
LUGAR: CASA DEL PROFESOR (APUZ)
HORA: 6:00 pm


Quiero agradecer en primer lugar al ciudadano Rector de la Universidad del Zulia, Jorge Palencia Piña, por la venia que me ha concedido respetuosamente para dirigir estas palabras en la última tanda que cierra con honores esta hermosa ceremonia de grado.

Reciban mis respetos y mi saludo institucional las autoridades rectorales, los decanos y decanas, así como demás miembros del Consejo Universitario, los profesores invitados a este acto, padres y familiares y en especial nuestros queridos graduados.
 
Hoy es un día de gran felicidad para ustedes y también para nosotros. ¡Qué gran placer sentimos y vivimos las autoridades universitarias con cada acto de grado!
  
Es el momento más sublime que nos hace apreciar el verdadero amor del universitario por su casa de estudios.

Se siente en el optimismo y la alegría de los jóvenes que se gradúan; lo percibimos en el recuerdo y agradecimiento infinito de los egresados que vuelven a su casa a revivir la emoción del acto de grado.

A todos ustedes quiero expresarles en este momento imborrable de sus vidas nuestra sincera palabra de felicitación y regocijo.
 
Son incontables las esperanzas que la sociedad y sus familias en particular han sembrado en ustedes. Siempre deben mantener esa fe viva, con expectativas y anhelos que nunca deben decaer.
  
Como profesionales son muchas las responsabilidades que les toca cumplir y aceptar. Estoy segura que saldrán airosos. Han sido preparados con fe y excelencia. Son egresados con calidad humana y profesional. De eso damos testimonio sus profesores y familiares.

     
Sin embargo, en medio de todos estos retos y sueños como nuevos profesionales y como egresados en estudios de cuarto y quinto nivel, voy a pedirles que nos acompañen como institución. Que nunca abandonen a esta alma máter que siempre será su casa y que se solidaricen con los proyectos y planes que desde su seno surgen para ayudar al progreso del país.
  
La universidad y la sociedad en general necesitan del apoyo de sus egresados. No exageramos al afirmar que el futuro de este país en gran medida está marcado por la esperanza que vibra en cada uno de ustedes.

Por eso es urgente fortalecer, en todos los escenarios de la vida social venezolana, los valores fundamentales como la ética, la solidaridad y la vocación de servicio.

Quiero hacer mención de las ideas aportadas por un destacado catedrático y profesor emérito de esta universidad, el filósofo Víctor Martin Fiorino, quien ha dedicado toda su vida académica a la enseñanza  de la ética y de la paz.

Este ilustre profesor, con extraordinario empeño, lucha por promover valores fundamentales  que enriquezcan  a la sociedad y la aparten de la crisis moral que tanto la amenaza.

Su gran lección es que hagamos de la ética y de la responsabilidad social un estilo de vida y un ejemplo para las generaciones presentes y futuras.

Recordemos que la sociedad se construye  sobre la plataforma de la ética y del compromiso social que nos permita vivir en una sociedad más digna, más respetuosa y sobre todo más preocupada por los más frágiles.

El compromiso social es la aportación voluntaria que hace un ciudadano ejemplar ante las exigencias éticas de un mundo más justo. Compromiso social es trabajar poniéndole un extra cada día para hacer de nuestra sociedad un modelo de armonía y sana convivencia.

Sólo con el ejercicio responsable de la libertad, de la pluralidad y la promoción de valores como la solidaridad y la honestidad podemos avanzar con las transformaciones que beneficien a todos, que mejoren la economía de nuestro país, la educación, su sistema de salud y el de seguridad social.

Para impulsar ese progreso necesitamos de profesionales como ustedes que hoy reciben sus títulos con orgullo.
  
En esta tanda  destacan egresados de las Facultades de Humanidades y Educación, Agronomía, Arquitectura y Diseño, Experimental de Ciencias,  Ingeniería y Ciencias Económicas y Sociales.
  
También egresan un grupo representativo de nuevos profesionales del Núcleo LUZ en la Costa Oriental del Lago.  

Esta tanda trasciende por la presencia de nuestros postgraduados, entre quienes destacan profesores de diferentes Facultades de nuestra Universidad a quienes felicitamos por su constancia en la actualización de conocimientos a favor de la calidad académica de la institución.

Hoy también egresan nuevos doctores  en los prestigiosos programas en Ciencias Humanas, Ciencias Médicas y Ciencias Odontológicas.
  
Igualmente contamos con nuevos egresados en distintas maestrías y especializaciones que ofrece la institución para que todos los profesionales tengan la oportunidad de seguir avanzando en su formación  con opciones de calidad y pertinencia para nuestra sociedad.

Todos ustedes son los protagonistas principales de este gran esfuerzo que hoy consolidan con sus títulos. POR ESO MERECEN EL MÁS SONORO DE LOS APLAUSOS.

También es justo agradecer a quienes los acompañan en ese logro y que hoy se hacen presentes, con profundo amor. Ellos han estado junto a cada uno de ustedes y han dibujado esta senda de éxito: sus padres, sus esposos, sus hijos, sus amigos, sus profesores.
  
Los invito a todos a darle más vigor a nuestra sociedad. A forjar un futuro de paz y solidaridad. A que seamos menos egoístas y más responsables de la prosperidad colectiva.
  
Voy a leerles un hermoso pensamiento de un hombre de origen humilde que padeció el sufrimiento de una sociedad autoritaria pero que entregó su vida a la búsqueda de mejores condiciones para los seres humanos a través de la paz y la no violencia: se trata de un gran líder llamado MAHATMA GANDHI.
  
Al final de sus días resumió su vida con la siguiente frase:
  
EN LOS MOMENTOS DE PRUEBA Y EN LOS MOMENTOS DE TRIUNFO MI CONVICCIÓN ES SEGUIR CREYENDO EN EL AMOR HACIA  EL PRÓJIMO, SEA MI AMIGO O SEA MI ENEMIGO.
  
Allí se resume la grandeza de la solidaridad y de los grandes humanistas.

Espero que estas palabras los acompañen por siempre. Muchas Felicidades y Muchas Gracias por ser siempre hijos de LUZ.




^ Subir